PUBLICACIONES /

En agosto, el SAT empezará a perseguir a los que compren facturas falsas

El Contribuyente

En agosto, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) empezará a perseguir a las Empresas que Deducen Operaciones Simuladas (EDOS). Una factura falsa es igual a cualquier Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI). Es válida porque cuenta con los elementos formales y autorizados. El contenido de la factura falsa se presume verdadero y logra tener consecuencias fiscales, pero cuando el fisco la revisa detecta que ampara operaciones simuladas o inexistentes.

Actualmente el SAT ya empezó a mandar correos a las empresas que detectó que compraron este tipo de facturas. Cuando la empresa la compró por error, el SAT quiere que vayan a sus oficinas a buscar ayuda para evitar problemas en el futuro.  Las empresas que hayan recibido estos correos pero que no se acerquen al SAT antes de agosto, recibirán las consecuencias.

A partir de agosto, el SAT empezará a enviar notificaciones en el buzón tributario a las empresas que no se acercaron a tiempo. Hay que recordar que recientemente se aceptó una modificación por la cual la compra y venta de facturas falsas pueden castigarse con tres a seis años de cárcel. Hasta ahora, el SAT ha identifico a más de 8 mil empresas que venden facturas.